Guía para comprar equipos de lavado

Esta guía ha sido diseñada para ser usada de simple referencia, Electrodomesticos.com.do no se hace responsable por las implicaciones comerciales y legales de la misma.

 

Es importante tomar en cuenta la frecuencia con que utilizarás estos electrodomésticos, el espacio físico con el que cuentas y el tamaño de tu familia, del cual dependerá el tamaño y la capacidad de tu lavadora, secadora y lavaplatos. Lo más recomendable es elegir una capacidad que permite lavar tu ropa y platos en una sola carga, lo que evitará que aumente tu factura de energía eléctrica y disminuirá considerablemente el tiempo que le dedicas a las tareas de lavado. Si cuentas con un espacio limitado, las torres de lavado que incluyen lavadora y secadora, son una solución práctica que te podría convenir (revisa especificaciones ya que de igual forma tenemos lavadoras/secadoras apilables que se colocan una encima de otra utilizando un “stack kit” que deberá ser comprado adicionalmente). Los estilos de lavadoras y secadoras son carga superior y carga frontal, se pueden comprar de manera independiente o el conjunto en una torre de lavado. También existen lavadoras/secadoras en un mismo aparato (una sola caja que lava y seca).

Usualmente la capacidad de lavado será mayor que la capacidad de secado en un mismo modelo de lavadora/secadora (pareja). Entiéndase que si lavamos 6 libras de ropa, solo podremos secar 3 libras a la vez. Es importante no introducir más cantidad de ropa de la que permite tu equipo (de estar en sobrecapacidad, hay casos en que la lavadora/secadora pueden “caminar”).

Otro dato curioso en las lavadoras automáticas, es que primero se introduce la ropa, luego se enciende (“start”) y es entonces cuando debemos introducir detergente/ablandador líquido al depósito de los mismos (ya con agua corriendo por los mismos). Si usas pastillas o polvo, debes introducirla junto con tu ropa y nunca en el depósito de detergente ya que las pastillas tienen un plástico que tapa los tubos. De todos recomendamos leer el manual de fabricane para obtener indicaciones particulares sobre el tipo de detergente que debes utilizar en tu equipo, ya que el mismo puede variar de un modelo a otro.

Los lavaplatos han adquirido una popularidad creciente en la República Dominicana, por ser una solución práctica para la tediosa tarea de lavar los platos, que nos ahorra tiempo y mucho esfuerzo. Las medidas estándares de estos electrodomésticos son de 24” de ancho, aunque también podemos encontrarlos con menor frecuencia de 18”. A la hora de elegir entre diferentes modelos, es importante tomar en cuenta la distribución interna de las gavetas, ya que hay modelos que permiten mayor espacio para ollas y platos de servir más altos que otros. Las lavadoras de platos estándares ofrecen espacio para 12 platos, y algunas mejoras incluyen espacio para hasta 20 platos o más. Otra diferencia entre un modelo y otro puede ser el material de la parte interior que puede ser de plástico o de acero.


Carga superior (“top loading”)

Este es el estilo más común de lavadoras, siendo también el que ofrece una mayor variedad de marcas y modelos. Funcionan llenando la tina de agua y luego agitando la ropa para ser lavada. Poseen el beneficio de que permiten un fácil acceso, sin tener que agacharnos.

Carga frontal (“front loading”)

Actualmente están ganando popularidad porque han traído al mercado una mayor eficiencia, utilizando menor cantidad de agua y energía que las lavadoras de carga superior. Funcionan limpiando la ropa al dejarla caer y luego batirla . Es importante tomar en cuenta que la mayoría de este estilo de lavadora requieren detergentes con la fórmula especializada “HE” o Alta eficiencia (High Efficiency), el cual se puede conseguir hoy en día en cualquier supermercado. Algunos modelos permiten colocar lavadora/secadora una encima de otra utilizando “stack kit” que es un accesorio adicional que no viene con la lavadora/secadora.

Torres de lavado

Es la mejor opción cuando el espacio es limitado, ya que permite tener lavadora y secadora una encima de la otra. Las mismas son usualmente lavadoras de carga superior con secadoras de carga frontal.

Lavadoras/secadoras integradas (dos en uno)

Son otra buena opción cuando no cuentas con mucho espacio. Este electrodoméstico realiza las funciones de lavadora y secadora.

Secadoras de gas

Son las que utilizan gas natural o gas licuado de petróleo (GLP) como combustible para funcionar. Es importante tomar en cuenta que las secadoras de gas provenientes de Estados Unidos están fabricadas para utilizar gas natural, que es el que se emplea en ese país, para que funcionen con GLP es importante comprar adicional un kit de conversión para GLP (las secadoras no vienen con este kit) por lo que el mismo debe ser comprado aparte para que al instalarlas puedan funcionar adecuadamente con el GLP, que es el utilizado en la República Dominicana.

Secadoras eléctricas

Utilizan energía eléctrica para funcionar.

Elementos a tomar en cuenta a la hora de instalar

  1. Garantiza en el caso de las lavadoras, que tus previsiones cuenten con salida de agua fría y caliente y que tenga desagüe.

  2. Cuenta con la opción de descargar pelusas, o en caso de no ser posible, pídele al instalador que instale un “kit” especial para atrapar pelusas, ya que la mayoría de las secadoras requieren descargar pelusas.

  3. Verifica las previsiones existentes con relación al voltaje que necesitará el equipo para funcionar, el mismo está especificado en el manual de instalación de cada equipo.

  4. Las secadoras deben tener un ducto para sacar el calor, ya que este calor no se puede dejar alrededor de la misma secadora, porque puede dañarla.

  5. Remueve las piezas de transporte que acompañan a tu equipo, las mismas están especificadas en el manual.

Sobre el mantenimiento

  1. Recomendamos dar mantenimiento a las secadoras cada 6 meses por parte de un profesional.

  2. Debes tomar en cuenta que algunas lavadoras requieren detergentes de alta eficiencia mejor conocidos como HE (“High efficiency”) para su mejor desempeño. Este dato está especificado en el manual de instalación de tu equipo.

  3. Es importante limpiar el filtro de pelusas de la secadora luego de cada secado para impedir obstrucciones.

  4. Al lavar no sobrecargues tu lavadora ni tu secadora con más ropa de lo que puede lavar/secar de manera eficiente, de lo contrario tu lavado o secado no será efectivo o tu equipo puede desplazarse ocasionando daños. En el manual de usuario de cada equipo se define la cantidad de ropa que puede almacenar al mismo tiempo.

  5. Utiliza los dispensadores según lo indicado. No utilices detergente en polvo en el dispensador de detergente líquido, ya que puedes obstruir el paso del mismo con detergente endurecido, lo que impide el correcto funcionamiento de tu equipo. Verifica en tu manual las indicaciones de limpieza y uso.

  6. Debes cerciorarte de las previsiones existentes en tu hogar, la toma de agua debe cumplir con los requerimientos sobre la presión de agua indicada por el fabricante de tu lavadora.

  7. Limpia periódicamente la superficie terminada del aparato con productos especiales para el tipo de material. No recomendamos el uso de materiales abrasivos ni esponjas duras o “brillos” al limpiar, ya que los mismos podrían rayar o deteriorar tu equipo.Tampoco debes utilizar cloro, productos derivados del petróleo u otros productos químicos para limpiar tu electrodoméstico, ya que los mismos pueden manchar u oxidar tu equipo. Revisa tu manual de usuario para conocer con qué material puedes limpiar tu electrodoméstico protegiéndolo para que esté en buenas condiciones.

  8. En algunas lavadoras la bomba de agua puede obstruirse con ropa si se sobrepasa el límite de prendas que está permitido lavar de manera eficiente, ocasionando daños en el equipo y en tu ropa.

  9. Si vas a poner un equipo sobre el otro necesitas emplear un equipo de unión o “stack kit”, de lo contrario el equipo superior puede caerse y romperse.

  10. Utiliza un protector o regulador de voltaje para proteger tu equipo de las variaciones en el voltaje eléctrico que pueden surgir y dañarlo.

  11. Lee el manual de fabricante.

Lavaplatos con controles integrados (“fully integrated”)

Reflejan un exterior más limpio dado que los controles se encuentran escondidos en la parte superior del lavaplatos. Esto es una ventaja en familias con niños pequeños, ya que el diseño del lavaplatos impide que los niños jueguen con los botones del mismo, al dificultar el acceso a los botones cuando la puerta del lavaplatos está cerrada.

Lavaplatos sin controles integrados

Poseen los botones y la pantalla (cuando la hay) en la parte frontal del mismo permitiendo un fácil acceso a estos botones. Poseen la ventaja de permitir que el usuario detenga el ciclo de lavado cuando lo desee, sin tener que abrir la puerta, evitando el vapor y el agua de manera directa.

Elementos a tomar en cuenta a la hora de instalar

  1. Mide el espacio disponible y verifica tipo de equipo previsto.

  2. Conecta siempre el lavaplatos a la salida de agua caliente (mínimo 120º F), independientemente que algunos lavaplatos vienen con calentadores eléctricos. Una buena práctica es abrir primero el agua caliente antes de operar el lavaplatos para garantizar que toda el agua que utilice el lavaplatos esté realmente caliente.

  3. Verifica que cuentas con un desagüe.

  4. Utiliza siempre el detergente especial para máquinas lavaplatos, nunca jabón para fregar, ni detergentes no especializados.

  5. Utiliza ablandador, ya que el agua en la República Dominicana es muy dura. Muchos detergentes especiales para lavaplatos vienen con ablandador integrado.

  6. Verifica las previsiones existentes con relación al voltaje que necesitará el equipo para funcionar, el mismo está especificado en el manual de instalación de cada equipo.

  7. Remueve las piezas de transporte que acompañan a tu equipo, las mismas están especificadas en el manual.

Sobre el mantenimiento

  1. Limpia periódicamente la superficie terminada del aparato con productos especiales para el tipo de material. No recomendamos el uso de materiales abrasivos ni esponjas duras o “brillos” al limpiar, ya que los mismos podrían rayar o deteriorar tu equipo.Tampoco debes utilizar cloro, productos derivados del petróleo u otros productos químicos para limpiar tu electrodoméstico, ya que los mismos pueden manchar u oxidar tu equipo. Revisa tu manual de usuario para conocer con qué material puedes limpiar tu electrodoméstico protegiéndolo para que esté en buenas condiciones.

  2. Antes de introducir los platos, es recomendable remover el exceso de suciedad de las vajillas para evitar que los restos de comida obstruyan el drenaje.

  3. Luego de cada lavado verifica que no hayan quedado restos de comidas que puedan obstruir el drenaje.

  4. Utiliza un protector o regulador de voltaje para proteger tu equipo de las variaciones en el voltaje eléctrico que pueden surgir y dañarlo.

  5. Lee el manual de fabricante.